Vida de Lope de Vega

Lope de Vega es uno de los autores más prolíficos y destacados de la historia literaria universal. Su vida resulta esencial en el análisis de la obra e inspiración de este autor. Muchos de los argumentos de sus historias están basados en su propia experiencia y vivencias, y son un gran reflejo de su vitalidad y ensalzamiento extremo del amor y las pasiones.

Casa de Lope de Vega

Félix Lope de Vega y Carpio nació en Madrid el 25 de noviembre de 1562. Su padre era el bordador Félix de Vega, y su madre Francisca Fernández Flórez, ambos procedentes de Cantabria. Al casarse, su padre se estableció en Valladolid con su mujer e hijos, aunque más tarde los abandona para seguir a otra mujer, aunque finalmente su mujer se traslada a Madrid y les separa, tras lo cual conciben al autor. Su padre fallece cuando Lope de Vega tiene 16 años.

Ya desde pequeño, el autor muestra sus grandes dotes para la literatura y la poesía. A los cinco años componía versos y leía en latín y castellano. Se cree que a los doce años escribió ya su primera comedia, titulada “El verdadero amante”, aunque esta no se ha conservado.

Comienza su preparación en la Compañía de Jesús, después en la Academia Real y de 1577 a 1581 estudia en la Universidad de Alcalá de Henares, aunque no termina sus estudios a causa de su comportamiento desordenado y mujeriego, que hicieron que perdiera el patrocinio de sus protectores. Sin apoyo para seguir estudiando, empieza a trabajar como secretario de aristócratas, y a escribir comedias y piezas de teatro para ganarse la vida.

Más tarde estudia en la Universidad de Salamanca, abandonándola también en 1583 para enrolarse en la marina y partir hacia la Isla Terceira de las Azores. En la expedición se encuentra a las órdenes de Álvaro de Bazán, marqués de Santa Cruz de Mudela, quien se convertiría en un gran amigo de Lope, llegando a dedicarle una comedia a su hijo años después.

Al regresar, conoce a Elena Osorio, hija del actor de teatro Jerónimo Velázquez, de quien se enamora perdidamente. Este es el inicio de uno de sus episodios más tormentosos. La familia de Elena, separada de su marido, toleró la relación mientras Lope de Vega le proporcionaba comedias a su padre. El escritor, que aceptaba otras relaciones de Elena con hombres destacados, describía en sus novelas los amoríos de Elena de Osorio con otros y él mismo. Estas indiscreciones causaron que la familia buscara la ruptura de la relación y para ello casaron a Elena por conveniencia con el noble Francisco Perrenot Granvela. Lope, despechado, difundió por la capital composiciones muy ofensivas contra toda la familia y la propia Elena. Aquello le valió un juicio por difamación, la cárcel y ocho años de destierro de Madrid.

No perdió el tiempo, el escritor viola la orden de destierro para raptar a Isabela de Urbina, cuya familia acepta el matrimonio para evitar el escándalo. Semanas después, Lope deja a su mujer para ingresar en la Armada Invencible como voluntario. Tras el fracaso de la expedición, en la que su hermano Juan fallece, vuelve para instalarse con su esposa en Valencia, donde se encontraba entonces una importante escuela dramática. Fue allí donde escribió una gran cantidad de sus novelas, y cuando empezó a destacar como creador de teatro y comedia.

Tras el destierro trabaja en Toledo como secretario del Duque de Alba. En 1594 muere su esposa al dar a luz a su segunda hija, que murió también después, y regresa un año más tarde a Madrid, donde vuelve a enfrentarse a la justicia por vivir con la viuda Antonia Trillo sin estar casados. En 1598 se casa de nuevo con Juana de Guardo, un matrimonio que se sospecha de conveniencia, debido a la buena posición económica de la familia de la esposa, y a pesar de relación que mantenía con la actriz Micaela Luján, que continúa tras haberse casado. Micaela tuvo cinco hijos de Lope de Vega y vivió con ella como si estuvieran casados. Del matrimonio con Juana de Guardo tuvo cuatro hijos.

Alrededor de 1608 Lope se traslada con su mujer e hijos a Madrid, y es en esta casa en la que pasa el resto de sus días. Durante estas etapas que se debaten entre la serenidad y el arrepentimiento, vuelve a la vida religiosa. Al fallecimiento de su mujer y de su hijo llevó a casa a los dos hijos menores que había tenido con Micaela.

A los cincuenta años decide ordenarse sacerdote, aunque esto no detuvo sus relaciones amorosas. Dos años después conoce a Marta de Nevares, de 26 años y casada, que después tiene un hijo de Lope. Tras la muerte inesperada de su marido, Marta se marcha a vivir a casa de Lope, junto con todos sus hijos de anteriores relaciones, legítimos e ilegítimos.

Marta enferma y fallece en 1632 a los 40 años. La muerte de Marta, y la posterior pérdida de su querido hijo Lope Félix y el rapto de su hija Antonia Clara, le supusieron años tristes en su vejez, a pesar de la fama y la popularidad.

Lope de Vega falleció el 27 de agosto de 1635 en Madrid y sus funerales se celebraron durante nueve días, a los que acudieron numerosas multitudes de toda la capital. A su muerte recibió elogios de cientos de autores reconocidos dentro y fuera del país. Fue enterrado en la iglesia de San Sebastián de Madrid, pero las obras posteriores causaron que sus restos se perdieran, incorporándose más tarde a una fosa común bajo el altar.